El empresario detenido y sus hijos Martín, Leandro y Luciano fueron citados a indagatoria por una supuesta evasión de aportes previsionales calculada en unos 33 millones de pesos a empleados de su grupo empresario.
El empresario Lázaro Báez y tres de sus hijos fueron citados a una nueva declaración indagatoria, esta vez en una causa en la que se los investiga por no pagar 33 millones de pesos de aportes previsionales de los períodos 2010 a la actualidad de empleados de 16 empresas del grupo.

Embed
La citación fue dispuesta por el juez en lo Penal Económico Ezequiel Berón de Astrada quien convocó a Báez, detenido en la cárcel de Ezeiza por lavado de dinero, a sus hijos Martín, Leandro y Luciana y a otras 25 personas presidentes y representantes legales de las empresas.

Las indagatorias comenzarán la semana próxima y se extenderán hasta fines de noviembre, según fuentes judiciales.

El delito es apropiación indebida de recursos de la seguridad social, con penas de dos a seis años de prisión.