Tal como lo hiciera en Vélez, el experimentado arquero volvió a agredir al referí y dejó con uno menos a su equipo, Villa San Carlos cuando caía 3 a 0 con Tristán Suárez. En aquella oportunidad la agresión le valió 10 fechas de suspensión.
Gastón Sessa no pierde las mañas. Aunque ya no ataja en la primera división del fútbol argentino el polémico arquero volvió a ver la roja después de agredir de manera inesperada al árbitro.

Sessa tiene 43 años y una carrera marcada por su juego brusco, agresiones y reiteradas expulsiones. Arquero de Villa San Carlos, en la Primera B, Sessa volvió a dejar este lunes a su equipo con uno menos en la derrota por 3 a 0 ante Tristán Suárez.

A los 29 minutos del segundo tiempo, cuando el Lechero ya ganaba por 2 a 0 no pudo retener un tiro de larga distancia de Galeano que se transformó en el tercer gol de partido. El jugador de Tristán Suárez la había bajado con el brazo pero el juez Julio Barraza no lo vio.

Sessa corrió al referí que acababa de convalidar el gol, Lo persiguió, lo increpó y vio la amarilla. Lejos de calmarse Sessa intentó llegar otra vez al referí a pesar de la intervención de sus compañeros y Barraza le mostró finalmente la roja.

Gato Sessa
El experimentado arquero fue de mal en peor y tomó al referí por el cuello. Siendo arquero de Vélez Sessa agarró del cuello al referí Sergio Pezzotta tal como repitió este lunes y le valieron diez fechas de suspensión.

Además su ciclo en el Fortín se terminó en 2007, cuando le dio un planchazo tremendo a Rodrigo Palacio, de Boca, por la Libertadores: fue roja directa. Además, en Vélez agredió al alcanzapelotas Pablo Heredia (actual arquero del plantel), de sólo 14 años, de Belgrano. En Boca Unidos, le pegó un pisotón en la cara a Marcos Pirchio, de All Boys.

Le espera otra dura sanción.