El brasileño, mejor jugador del mundo en la especialidad, se anotó con otra de sus características jugadas en la goleada 11 a 1 ante Australia. Esta vez dejó pagando a un defensor a pura habilidad y no perdonó. Mirá el video.