Fabiana Palmaghini denunció que recibió un llamado telefónico en su domicilio en el que le advirtieron falsamente que habían raptado a su hijo.
A la magistrada le exigieron una suma de dinero y le dieron la orden de no cortar la comunicación mientras se negociaba el supuesto rescate.

Según la denuncia, nadie fingió la voz del secuestrado, pero Palmaghini constató rápidamente que el secuestro no existía y los autores del llamado cortaron la comunicación.

Embed
Palmaghini recibió el llamado telefónico en su domicilio a las 2.30 de este viernes. Le decían que debía obedecer las instrucciones que le iban a indicar para "volver a ver" a su hijo.

La modalidad del llamado fue la habitual en los casos de falsos secuestros extorsivos: la exigencia de una suma de dinero sobre la base de información recabada previamente, y la orden de no cortar la comunicación mientras se desarrollaba la negociación.
Embed
El llamado fue al teléfono fijo de la jueza y, a diferencia de otros episodios, no hubo nadie fingiendo la voz del presunto secuestrado.

Palmaghini logró controlar la situación, constató que el secuestro no existía y finalmente los autores del llamado terminaron cortando la comunicación. Esta mañana, Palmaghini formuló la denuncia sobre lo ocurrido.