Un joven de 15 años se suicidó en el Instituto Agrotécnico de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, luego de ser víctima de bullying por parte de sus compañeros.
Todo sucedió dentro del Centro Agrotécnico Regional de Venado Tuerto, ubicado sobre la ruta 33. Allí, según comentó la fiscal Paula Borrello, "el joven ingresó a la escuela con el arma".

Embed
Y en medio de un confuso episodio se disparó, perdiendo la vida al instante. La policía lo identificó como Marcelino. Tanto la policía local como la institución mantienen absoluto silencio en cuanto a la muerte, lo que preocupa a toda la comunidad santafesina.

Lo único que hizo el centro fue publicar en Facebook un mensaje citando a Jorge Luis Borges, ilustrado con un crespón negro: "Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada...". Asimismo, mediante la red social informaron que "el CAR hoy está de duelo, pero guarda la esperanza de la paz de Dios".

Embed
No obstante, la publicación en Facebook, por parte de las autoridades del colegio disparó la polémica, ya que hubo padres que, a través de los comentarios, se quejaron porque se dictaron clases normalmente. En esa línea, Claudia Matteucci, comentó: "Perdón sólo a la familia. En el CAR hubo clases como si nada. Un horror".

En la vereda opuesta, Norma Bertino escribió que "para hablar hay que saber, si no, mejor cerrar la boca para no incomodar al que está a tu lado. La institución tiene alumnos de Venado Tuerto y la zona. Sería imposible devolver los alumnos. Y, de última, no ganaban nada con cerrar el colegio".

Los restos de Marcelino, por su parte, fueron velados durante la jornada del sábado.