Se trata de una joven de 18 años que desapareció hace diez días, aunque la familia no había hecho la denuncia. Hay dos hombres de su entorno como principales sospechosos. Los investigadores creen que abusaron sexualmente de ella.

Una joven embarazada fue hallada muerta con su pantalón bajado hasta los tobillos entre unos matorrales de la margen sur del río Gastona, en Concepción, Tucuman. Si bien el móvil del homicidio no está claro, no se descarta que haya habido abuso sexual y hay dos sospechosos de su entorno.

La chica de 18 años estaba con un embarazo de unos cuatro meses de gestación y por el estado de descomposición fue reconocido por una tía a través de sus ropas. Se llamaba María Rosa Costilla.

La familia no la veía desde hacía 10 días, pero llama la atención que no se halla hecho la denuncia por su desaparición. El cadáver fue encontrado por unos vecinos en la noche del domingo, cuando venían de buscar leña cerca de una cárcel local, y dieron aviso a la policía.

De acuerdo a sus estudios, los peritos de la División Criminalística de la Regional Sur, explicaron que la muerte de la joven se habría producido hace unos siete días.

Si bien no se logró determinar la causa de la muerte, la hipótesis es que Costilla fue estrangulada. Los investigadores manejan dos sospechosos: una ex pareja y el hermano de la víctima.

Según lo que contó la familia, el primero es muy violento y la golpeaba con frecuencia. El segundo fue detenido el viernes pasado por un robo y los policías observaron en un brazo tenía cortes propios del roce con alambres de púa y el lugar en que fue hallado el cuerpo está alambrado.