Dos delincuentes interceptaron a una mucama en La Plata para ingresar a un edificio ubicado en la diagonal 80, entre 115 y 116. Ataron a la empleada a la baranda del balcón y se llevaron una caja fuerte.

Brutal, pero prolijo. Así se ejecutó el asalto a un departamento con caja fuerte en La Plata. Los asaltantes sabían que la llave para entrar era la empleada doméstica, a la que esperaron en la vereda y la usaron para ingresar a punta de pistola.

Eran las 11 de la mañana del jueves, cuando la mujer salió a sacar la basura, en diagonal 80 entre 115 y 116. Una vez que la forzaron a entrar también redujeron a una chica de 18 años, nieta del propietario, y las interrogaron por la combinación de la caja fuerte.

Los ladrones sabían de antemano de la existencia de la caja ubicada en el departamento del cuarto piso. Como ambas negaron conocer la clave golpearon a la empleada, sin resultados. Entonces, utilizaron una moladora que habrían traído de antemano.

Embed

Si bien no se especificó la suma, fuentes policiales revelaron que los asaltantes se llevaron una suma "importante". Tampoco se conoce a qué moneda corresponde el botín, aunque trascendió que ellos preguntaban por dólares, euros y pesos.

Ambas mujeres fueron atadas con precintos. No se sabe dónde ubicaron a la adolescente, aunque la mujer de 40 años quedó en la baranda del balcón, que da al frente del edificio.

Desde allí, la empleada comenzó a pedir ayuda a los gritos, lo que atrajo la atención de vecinos y transeúntes, que llamaron a la policía.

"Entraban con escopetas como el grupo SWAT, creyendo que los ladrones todavía estaban adentro", contó Mauro, que trabaja en la cuadra. Pero era tarde: los delincuentes se habían escapado con el botín.