La chica entró en pánico después de parir en el baño de su casa y su primer instinto fue arrojar al niño al vacío y avisarle a su madre lo que había hecho.
Una adolescente de 16 años dio a luz el viernes pasado en el baño de su casa y arrojó a su bebé por la ventana. La criatura murió en la ambulancia camino al hospital en Nebraska, Estados Unidos.

La chica, cuyo nombre no trascendió, empezó el trabajo de parto en la madrugada del viernes y dio a luz en el baño del departamento que comparte con su madre en norte de Omaha, Nebraska, informó el sitio Omaha.com.

Presa del pánico, la chica arrojó a su bebé prematuro desde el segundo piso del edificio y le avisó a su madre lo que había pasado. La mujer encontró al niño en el pasto y llamó al 911.

La Policía trasladó tanto a la adolescente como al bebé al Centro Médico de la Universidad de Creighton pero el niño murió en el camino.