Fu en el Apertura 2007. River perdía ante Central 2 a 1 y en el Monumental cuando el número del cártel electrónico desataba la furia del visitante: ¡seis minutos de descuento! Todos coincidían que era un exceso. Pero la furia de Castellano inmortalizó el momento.
Apertura 2007. River 1 - Central 2. El árbitro Pablo Lunati no había permitido a Carlos Ischia realizar un cambio y el arquero suplente de los rosarinos, Hernán Castellano, no pudo contener su bronca. A la decisión del juez se agregaba otra: había agregado seis minutos. "¡Está loco, éste es un loquito!", le gritaba fuera de sí a Pablo Lunati.

El juez, lógicamente, expulsó a Castellano y agregó dos minutos más. En total, ¡fueron ocho!

River finalmente igualaría el encuentro. "¡Es un delincuente!", se retiró comentando Castellano en aquel entonces.

Castellano-corriendo-Lunati-2007
Castellano, sacada, le grita a Lunati