Dirigir las riendas de uno de los países más poderosos del mundo durante dos períodos consecutivos no es para cualquiera. El actual mandatario, Barack Obama, transita sus últimos días en el poder y, en un repaso por las fotos desde su primer año como presidente hasta ahora, se ve cómo cambió su imagen.

El fotógrafo Dan Winters volvió a retratar ocho años después a Barack Obama. Quizá con menos ilusión en la mirada y un semblante más serio, a Obama le aparecieron las canas en el pelo y, a diferencia de aquel mandatario que comenzó hace dos períodos su mandato como presidente norteamericano, se le puede ver alguna arruga en el rostro.

Además, la imagen comparativa muestra también como se han agudizado sus contornos, quizá por una pérdida de peso.

La nueva fotografía de Winters, tomada con las mismas condiciones de luz, destaca los cambios que se evidencian en el rostro del presidente desde que aceptó su cargo.