El australiano Nick Kyrgios, una de las grandes promesas del tenis mundial, volvió a mostrar su lado más insolente durante el ATP de Shanghai, en el que terminó "entregando" un partido en el que no la estaba pasando nada bien ante el alemán Mischa Zverev.
El jugador de apenas 21 años, que venía de ganar el ATP de Tokio, sintió el trajín de dicho torneo y sufrió todo el encuentro ante Zverev. Tal es así que, ya en el primer set, "regaló" algunos puntos al sacar sin ganas. Además, le realizó también gestos a los espectadores que reprobaron su actitud.

Nick Kyrgios

Embed
Finalmente fue triunfo para el alemán por 6-3 y 6-1, aunque el último punto también resultó llamativo, con un Kyrgios que claramente no tenía ganas de jugar al tenis.

Embed
No es la primera vez que Kyrgios es noticia más allá de sus innegables méritos tenísticos. De hecho, en varias oportunidades ha tenido inconvenientes con rivales, jueces y espectadores.