El DT del Globito advirtió: "Perdés dos partidos y te metés en la zona roja". También señaló que vio "un equipo cansado", pero reconoció que es él quien tiene que encontrar soluciones.

La primavera en Huracán le duró poco a Ricardo Caruso Lombardi: el sábado el Globo cayó de local 2-1 ante Temperley y se fue chiflado. Ahora el DT rompió el silencio: hizo una autocrítica pero también apuntó a la hinchada.

"La gente murmulla y los jugadores no se animan a salir jugando. Eso jode, y más cuando sos local. No había un clima que ayude", criticó Caruso. "Cuando termine el partido que puteen de todos lados si no les gusta", agregó.

Embed

De vuelta a los entrenamientos, el DT de Huracán declaró: "Prefiero no hablar porque me quedé mal después del partido y no tiene sentido. Una charla con los jugadores tiene que ser con criterio, no de caliente, así que preferí dejarlo".

"Yo vi un equipo cansado, que no podía correr"

Luego evaluó su desempeño como técnico: "Estaba embalado por lo hecho en Tucumán, y vi bien el equipo en la semana. Pero hay muchachos que no están en condiciones de jugar todavía".

Y agregó: "Yo vi un equipo cansado, que no podía correr. Es difícil cuando no podés encontrar la solución. Por ahí el cambio de trabajo influye en lo físico, y no estaban acostumbrados a entrenar de esta manera". De cualquier modo, eligió no pasar la pelota: "No puedo dar excusas, tengo que dar soluciones".

De cara a los siguientes partidos, se mostró "preocupado" porque "perdés dos partidos y te metés en la zona roja".