El proyecto fue aprobado por 57 votos a favor y dos en contra tras un debate que finalizó quince minutos antes de que se iniciara la Marcha "Vivas nos queremos" que se llevó a cabo entre el Obelisco y la Plaza de Mayo.
El Senado Nacional aprobó este miércoles y giró a Diputados, un proyecto de Ley que establece la igualdad de género en la conformación de las listas legislativas nacionales y de autoridades de los partidos políticos, que deberán conformarse en mitades iguales entre mujeres y hombres.

El proyecto fue aprobado por 57 votos a favor y dos en contra tras un debate que finalizó quince minutos antes de que se iniciara la Marcha "Vivas nos queremos" que se llevó a cabo entre el Obelisco y la Plaza de Mayo.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, afirmó que "lo más deseable es que se sancione la Reforma Electoral tal como viene de la Cámara baja", por lo que la iniciativa aprobada hoy sería descartada en Diputados.

Embed
El texto del proyecto introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.
A su vez, introduce la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo.

En el Senado, donde las listas ya cumplen con una cuota igualitaria, el régimen se aplicará sólo en los reemplazos y para la lista que haya obtenido la mayoría.

La presidenta de la Comisión de la Banca de la Mujer, la kirchnerista sanjuanina Marina Riofrío, aseguró que "en la Argentina los partidos políticos se nutren de la actividad y del trabajo de las mujeres", pero que "cuesta muchísimo verlas".

"No estamos disconformes con los avances que hemos tenido. Pero seguimos sufriendo muertes y algunas de manera inenarrable y vergonzosa para nuestra condición humana", aseveró.
Finalmente, agregó que la sanción de hoy es un "homenaje del Senado a las mujeres que murieron y a las que hasta ahora estamos sobreviviendo".

A su turno, la justicialista puntana Liliana Negre de Alonso defendió la sanción añadiendo que "esta no es una ley ómnibus que viene con la reforma electoral al lado del voto electrónico", mientas que la ultrakirchnerista Virginia García habló de "criterios patriarcales" y de la "violencia institucional que se ejerce en este Senado".

Embed
García se refirió solapadamente a una discusión que mantuvo con el jefe de su bloque, Miguel Angel Pichetto, cuando se iniciaba la sesión por el orden de tratamiento de los proyectos.
La oficialista Laura Rodríguez Machado enfatizó que la ley "va más allá de la cuestión electoral" y que "es un paso más que hay que dar para llegar a la paridad de género".

En cambio, el senador cordobés por Cambiemos, Ernesto Martínez, fue uno de los que votó en contra de la norma argumentando que no acompañaba "iniciativas demagógicas aunque sean presentadas por buenas mujeres como las senadoras de este cuerpo".

"Tuvimos una presidenta durante ocho años. Tenemos hoy una vicepresidenta. Cinco gobernadoras. ¿Alguien me puede explicar dónde está la discriminación política? La discriminación desapareció y establecer un cupo de cincuenta y cincuenta es negativo y se puede transformar en un búmeran", enfatizó.

Luego, Martínez calificó a la marcha de esta tarde como "lorquiana" y cuestionó a las legisladoras al señalar que "el asesinato de mujeres que se viene produciendo de manera cruel no tiene que ver con la paridad de género".

El otro voto en contra fue del Presidente Provisional Pinedo quien destacó que "habría que dejar espacio a las personas que representan a los intereses del pueblo, más allá de su sexo".
"No hay que poner valores absolutos", destacó el legislador de Cambiemos quien, no obstante, felicitó "a las mujeres del Senado que lograron cambiar los estereotipos".