El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aérea, Pablo Biró, salió al cruce de las declaraciones que este miércoles hizo el Presidente. "Aerolíneas Argentinas nos cuesta dos jardines de infantes por semana", aseguró Macri.

En medio del conflicto gremial por la reapertura de paritarias, el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, afirmó que "no es inocente lo que dice (Macri). Se dice que Aerolíneas es una empresa de vagos, que se resiste al cambio... No sé cuál es el cambio, ¿no recomponer los salarios desde septiembre del año pasado?", se preguntó.

Este miércoles, el Presidente dijo que "Aerolíneas Argentinas nos cuesta dos jardines de infantes por semana".

Embed

Biró afirmó que esos dichos van "en línea con la política de enfrentar a los trabajadores a través de la opinión pública" en el marco de un reclamo de recomposición salarial, por el que realizarán esta tarde una nueva asamblea.

"No sé cuál es el cambio, ¿no recomponer los salarios desde septiembre del año pasado?"

Y advirtió que "no se puede comparar una línea aérea con los jardines de infantes" al tiempo que afirmó que "cuando un jefe de Estado dice eso, da un mensaje".

Según Biró, ese mensaje "va en la misma línea" de la designación en la vicejefatura de gabinete de Gustavo Lopetegui, ex CEO de Lan Argentina porque "sacan vuelos de Aerolíneas Argentinas y ponen los de LAN con código compartido con American Airlines".

Embed

A su vez, Marcelo Urich, secretario de Prensa de la Federación Aeronáutica señaló a Radio 10 que "las paritarias cerraron en septiembre de 2015" y que "con una inflación del 40 por ciento, los salarios de los trabajadores han quedado atomizados".

"Estas negociando el aumento y te bajan los montos: es una mojada de oreja, como si el Gobierno quisiera generar un conflicto", apuntó. "Comenzamos con una oferta del 12,5 por ciento en cuotas, llegamos a un 35 en 11 meses no remunerativo", reveló y se mostró disconforme porque "tanto las jubilaciones como los seguros pagan sobre lo remunerativo, no sobre lo no remunerativo".

Sobre los pasos a seguir, Urich se mostró con cautela: "Tengo que consultarlo sobre las bases para ver qué medidas se toma".