La Canasta de Consumo acumuló en doce meses un aumento de 42,8%, tras haber subido en octubre 2%, mientras que la Alimentaria subió 41,9%, y 1,5%, respectivamente.
Una familia porteña tipo, integrada por dos mayores de 35 años, y dos niños de entre 6 y 9 años, requirió en octubre ingresos por $17.083,74 para comprar todos los bienes y servicios comprendidos dentro de la Canasta de Consumo, informó este lunes la Dirección de Estadística y del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ese mismo núcleo familiar requirió de al menos $ 7.1368,35 para comprar los alimentos mínimos e indispensables que componen la Canasta Alimentaria, agregó la dependencia oficial.

De esta manera, la Canasta de Consumo acumuló en doce meses un aumento de 42,8%, tras haber subido en octubre 2%, mientras que la Alimentaria subió 41,9%, y 1,5%, respectivamente.

Embed
Esta medición no es similar a la de la Canasta Básica Total y la Canasta Básica Alimentaria, que fueron difundidos la semana pasada, y que fijan los valores mínimos para no caer debajo de la línea de la indigencia y la pobreza.

Con otro tipo de componentes, más básicos, la CBA había ascendió, también en octubre a $ 6.675,91, y la CBT $13.334,72.

En lo que va del año, la CBT aumentó el 6%, pero la CBA el 22%, mientras que en los últimos doce meses los aumentos fueron del 11,4% y 28,5% respectivamente.

A mitad de año, la Dirección de Estadística calculaba que la pobreza en la ciudad de Buenos Aires alcanzaba al 21,1% de sus habitantes, entre los cuales 5,8% eran indigentes.

El Informe oficial porteño señalaba, además, que otro 19,5% del total pertenece a los sectores "no pobres vulnerables" y a la "clase media frágil", así definidos porque "ante una eventual disminución del poder adquisitivo de los ingresos familiares, por ejemplo, por la suba de precios por encima de sus ingresos, o ante la pérdida del empleo o de ingreso de alguno de sus miembros, tienen una probabilidad alta de caer en el estrato inmediatamente inferior".