Desde la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer salieron a alertar sobre los riesgos del emparejamiento y maternidad precoz, los cuales serían entendidos como otro signo de “violencia hacia las niñas”.

De acuerdo a un informe revelado por dicha organización, la diferencia de edad de las chicas con sus parejas es de 15 a 20 años. Según el último censo, casi 342 mil adolescentes de entre 14 y 19 años conviven con una pareja, con la que están en matrimonio o bajo un vínculo de hecho. Y por cada hombre casado legalmente hay tres mujeres en esa situación (son 6.938 contra 17.553).

"Ya sea esta convivencia aceptada o forzada, constituye una violencia que experimentan estas niñas y que conlleva una violación de sus derechos humanos", dice la FEIM en un informe.

Embed

De acuerdo a lo que explica el texto, cuando ingresan tempranamente en la convivencia, las adolescentes se ven forzadas a abandonar los estudios y otras actividades extracurriculares. También reciben una alta carga de trabajo doméstico no remunerado, además de la maternidad precoz y no elegida, o a las infecciones de transmisión sexual.

"La gran mayoría de las chicas que concurrieron a hacer denuncia estaban concubinato con el agresor y la diferencia de edad era de 15 a 20 años"

El informe pone al descubierto también que la diferencia de edad suele separar a estas chicas de su pareja, dado que son superadas por una media de entre 15 y 20 años por sus maridos o concubinos, mientras que, cuando son menores a sus parejas, los adolescentes varones sólo lo son por entre 5 y 10 años.

"Esto hace que las chicas sean más vulnerables, a medida que aumenta la diferencia de edad, a la violencia. Y al cotejarlos con los datos de la OVD de la Corte, vemos que la gran mayoría de las chicas que concurrieron a hacer denuncia estaban concubinato con el agresor y la diferencia de edad era de 15 a 20 años", agrega la presidenta de FEIM, Mabel Bianco.

Cerca del 16 por ciento de los nacimientos por año en el país corresponden a madres con menos de 20 años y casi el 7 de cada 10 de esos embarazos fueron no planificados.