El delincuente saltaba por los techos y al ver una casa vacía se metió para robar. La mascota de los dueños de la vivienda lo atacó en el cuello, las piernas y en una extremidad que finalmente terminó perdiendo. Ocurrió en Tucumán.

Un delincuente permanece internado con custodia policial luego de que, por las mordidas de un perro guardián, tuvieran que amputarle su brazo derecho. El suceso ocurrió en una vivienda de la autopista de Circunvalación de San Miguel de Tucumán.

Embed

De acuerdo a lo que informa La Gaceta de Tucumán, el hecho ocurrió el 29 de diciembre último en el barrio La Costanera. El ahora amputado saltaba por los techos y decidió entrar a una casa de Circunvalación al 200.

Embed

En el lugar no estaban los dueños pero sí el perro guardián de la vivienda, un bravo pitbull. El animal se le fue encima y le clavó sus dentelladas en el cuello y las piernas. Pero la mordida más terrible fue la que le aplicó en el brazo derecho, un poco más arriba del codo. Desde ese día, los médicos intentaron salvarle el miembro en vano.

El hombre se encuentra internado en el hospital Padilla. La fiscalía de turno ordenó su detención.

Embed


Desde la Justicia, se pidió su detención por "tentativa de hurto con escalamiento" y otros delitos. Por este motivo, siempre hay cerca de él un efectivo de la policía tucumana. Cuando le den el alta, una patrulla lo llevará hasta la comisaría 11°, donde quedará alojado.