La fiscalía del juicio por el crimen de Candela Rodríguez, asesinada en agosto del 2011 tras permanecer nueve días desaparecida en Villa Tesei, incorporó como agravante el "abuso sexual" de la víctima y aseguró que hubo un "plan previo" de los acusados para cometer el asesinato.

En tanto, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles próximo cuando participarán en la audiencia veedores de la Suprema Corte de Justicia provincial, del Colegio de Abogados y de la Procuración General a pedido del particular damnificado porque la defensa de uno de los imputados criticó a un sector del Departamento Judicial local en un programa televisivo.
Embed
La primera audiencia comenzó una hora y media más tarde de lo previsto luego de que Hugo Bermúdez (59), acusado de ser el autor material del crimen, denunció que ayer había sido golpeado por personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), por lo que un médico de la Asesoría Pericial lo revisó.
Sin embargo, el presidente del TOC, Diego Bonanno, acompañado por las juezas Raquel Lafourcade y Mariela Moralejo Rivera, confirmó que el médico estableció que las lesiones no eran de reciente data tal cual los informes del SPB, pero el imputado insistió y al finalizar la audiencia realizó la denuncia correspondiente.
juicio por candela (2).jpg
El primero en ingresar a la sala Fermín Parera situada en la planta baja de los tribunales de Morón fue Fabián Gómez (45), quien llegó en libertad al juicio, vestido con una camisa cuadrillé y jean azul, tras lo cual se sentó detrás del abogado oficial Luis Carpaneto.
Minutos después, Leonardo Jara (39), vestido con una camisa blanca y pantalón de vestir negro, entró esposado y, tras acomodarse al costado de su abogado particular Adrián Corvalán, saludó con un ademán a su familia sentada a unos metros.
Embed
Luego que Bermúdez fue revisado y se sentó al lado del letrado Juan Carlos Rey, el presidente del tribunal pidió los datos personales a cada uno de los acusados y que especificaran si habían tenido condenas precias a este caso.
Gómez aseguró ser "soltero", trabajar en el sector de la "construcción" y haber recibido en 2007 una pena de 12 años de prisión; Jara dijo tener el mismo estado civil, ser pintor, aunque su último oficio fue como carpintero con su tío, y también que purgó una pena de 16 años hasta abril de 2010; por último, Bermúdez, de nacionalidad uruguaya, afirmó ser "casado", "transportista" y haber sido condenado a dos años y medio en suspenso.
juicio por candela (3).jpg
El fiscal Pablo Galarza, secundado por sus pares Mario Ferrario y Antonio Ferreras, fue el primero en dar a conocer los lineamientos en los que aseguró que los tres hombres "actuaron mancomunadamente" tras un "plan previo" y con "distribución de tareas" para "privar de la libertad y dar muerte" a Candela (11).
Además, el fiscal acusó a Bermúdez de haber abusado sexualmente con un "elemento duro introducido en el ano" de la niña, a quien "sofocó".
Para finalizar, Galarza calificó el hecho como "privación ilegal de la libertad agravada por violencia seguida de abuso sexual y homicidio" y pidió incorporar por lectura las declaraciones de los testigos que murieron durante la etapa de instrucción, entre ellos el del carnicero Roberto Aníbal, considerado "clave" para relacionar a los imputados.