Al ver a sus jugadores vestidos improvisadamente con la camiseta de la Selección, los cientos de hinchas que viajaron a Ecuador entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino en un momento conmovedor de un partido inolvidable.