El Alavés, dirigido por Mauricio Pellegrino, se clasificó para la final de la Copa del Rey, donde será el rival del Barcelona, tras su victoria 1-0 en casa sobre el Celta de Vigo de Eduardo Berizzo en la vuelta de las semifinales.

Cuando todo parecía conducir al alargue, el equipo vasco consiguió el único tanto del partido en el minuto 82, por medio de Edgar Méndez, que recibió después de que Víctor Camarasa peinara el balón. El jugador canario se deshizo de dos defensores, Hugo Mallo y el argentino Gustavo Cabral, antes de vencer al arquero Sergio Álvarez.
Alaves vs Celta.mp4