Clara, de 18 años, estuvo secuestrada durante 17 días y denuncia que fue abusada por al menos cinco hombres. La policía la rescató gracias a un mensaje que pudo mandar por Facebook, pero el principal sospechoso sigue prófugo.

El domingo 5 de febrero, Clara estaba con su hermana y una conocida cuando dos hombres se les acercaron a hablar. Las invitaron unas cervezas y cuando la hermana de Clara se fue al baño, las invitó a irse a la casa de uno de ellos. Ellas aceptaron.
Era la casa de Pablo Reynoso ."Empezamos a drogarnos, pero en un momento yo no quise más y este hombre me obligó. La chica que estaba conmigo se fue y quedé sola con él. Cuando me quise ir, no me dejó y me obligó a seguir drogándome. Ya no podía reaccionar", contó Clara.
Embed
La joven de 18 años relató que el hombre la abuso sexualmente: "Me abusó y después me tiró agua encima. Al rato vino otro hombre y así abusaron de mí todo ese tiempo. Eran por lo menos cinco", explica la joven en declaraciones a C5N.
"En un momento dejaron una tablet cargando al lado mío y ahí fue que le mandé mensajes a mi mamá diciéndole donde estaba. A las horas llegó con la policía", relató.
Embed
Celia, la mamá de Clara, había hecho la denuncia al menos quince días atrás. "Ella solía irse a la casa de las amigas durante varios días, pero yo siempre sabía donde estaba o se conectaba al Facebook. Como no se conectó más empecé a sospechar de que algo estaba pasando", aseguró la mujer.
Cuando la mujer recibió el mensaje, dudó de si era su hija, pero algo le decía que sí. Lo primero que hizo fue acudir a la DDI, pero como no la escucharon fue a la comisaría de Tolosa donde aportó la dirección donde estaba su hija en Berisso.
Efectivos de esa dependencia y de la policía de la Distrital Norte se dirigieron rápidamente a la dirección indicada, donde fueron recibidos por un hombre que en un primer momento dijo desconocer a la joven buscada. "Era él, lo reconocí porque había visto la foto de mi hija y él en la plaza Moreno el día que desapareció", contó Celia.
Embed
Cuando los efectivos se encontraban aún en la puerta, escucharon el grito de una mujer proveniente desde el interior que decía "acá estoy".
Los policías irrumpieron en la vivienda y el hombre logró evadirlos y escapar corriendo del lugar. En uno de los ambientes de la casa, los policías encontraron a la chica drogada y desnuda.
El hombre que se escapó, cumplía con una prisión domiciliaria en la vivienda donde encontraron a Clara.
Testimonio de la chica secuestrada y abusada.mp4
Este jueves por la noche, por orden judicial, la policía realizó una serie de allanamientos en busca del sospechoso que continúa prófugo, en tanto en la fiscalía platense de turno se instruye una causa por privación ilegal de la libertad y tenencia ilegal de arma de uso civil.