Las autoridades impusieron la medida tras registrar un incremento en casos de sobrepeso y diabetes en la población, que dejó de lado su alimentación tradicional.
El Consejo de Turismo de Torba, en Vanuatu, prohibió el ingreso de comida chatarra a esas islas del Pacífico tras registrar un incremento en las cifras de obesidad. En vez, el país se perfila como un paraíso de alimentación sana.

La medida entrará en vigencia en marzo de este año pero no afectará a los hogares sino que se aplicará a las oficinas públicas y establecimientos turísticos de la provincia de Vanuatu, informó el sitio The New York Times.

Embed
Además de un incremento en las cifras de obesidad, diabetes y otros problemas de salud derivados del sobrepeso, Vanuatu comenzó a perder su gastronomía local por la adicción de su población a la grasa y los azúcares y almidones de los alimentos procesados.

Por eso los representantes esperan que la medida revierta la situación no sólo para mejorar la salud pública sino también para fomentar la comida orgánica producida a nivel local.

Las naciones insulares del Pacífico son algunas de las más afectadas por la obesidad de acuerdo a un informe de 2014 realizado por el Banco Mundial. El reino de Tonga, por ejemplo, lideró la lista con un 52 por ciento de población masculina adulta obesa.