El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria y suspendió el conflicto para el retorno del fútbol argentino. A su vez, habrá que esperar una reunión de capitanes de equipos de Primera División para ver si acatan la resolución.
El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó este jueves la conciliación obligatoria e intimó a Futbolistas Argentinos Agremiados a "suspender la medida de fuerza" y abrir "negociaciones" durante un plazo de 15 días, aunque el regreso de los torneos oficiales, previsto inicialmente para mañana, dependerá de la posición del gremio, que anticipó la posibilidad de no acatar la medida.

¿Por qué los futbolistas podrían decidir no hacerlo si la conciliación es obligatoria? La clave pasa porque esta medida podría no aplicarse ya que en este caso se trata de una deuda que tienen los dirigentes con los jugadores y no una discusión salarial.

Embed
En la mañana del jueves, Armando Pérez, titular de la Comisión Normalizadora de AFA, aseguró: "No entró el dinero que debía girar el Gobierno. La plata no la tenemos, pero seguimos esperando". Además, agregó: "Si vuelve el fútbol o no este fin de semana es una decisión de los jugadores y los clubes, que son los dueños del fútbol".

Pérez, por último, reveló que a cada club se le descontará "la plata que debe" y descartó "la quita de puntos" en caso de que vuelva el fútbol y un equipo decida no presentarse a jugar.