El Papa Francisco envió una carta dirigida al presidente de la Conferencia Epsicopal Argentina, monseñor José María Arancedo, para remarcar su "cercanía espiritual" y envió "bendiciones" para los damnificados por las inundaciones que afectan a varias provincias argentinas desde los últimos días.

El Sumo Pontífice reveló que recibió la noticia de los graves daños provocados "con mucho dolor" y precisó que desea "acompañar" con su "oración y palabra de aliento a los hermanos obispos, sacerdotes y fieles de tantas parroquias que, en estos momentos de necesidad, se desviven por estar cerca de su pueblo".

La siguiente es la carta que Francisco le mandó a Arancedo:

Carta del Papa a Arancedo

"Mons. José María Arancedo"

"Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

"Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina

"He recibido con dolor la noticia de los graves daños que las lluvias torrenciales de los últimos días han provocado en numerosas provincias del país. Te pido, querido hermano, que hagas llegar mi cercanía espiritual a todas esas miles de personas que han tenido que ser evacuadas, muchas de ellas viendo cómo se perdía en un momento todo lo que tenían: hogar, bienes, recuerdos familiares ... , fruto de tantos años de sacrificio y trabajo.

"Deseo también acompañar con mi oración y mi palabra de aliento a los hermanos obispos, sacerdotes y fieles de tantas parroquias que, en estos momentos de necesidad, se desviven por estar cerca de su pueblo; así como a las autoridades, instituciones y voluntarios, para que colaborando entre sí con espíritu de unidad lleven a todos los afectados un testimonio de fraterna solidaridad.

"Los encomiendo a todos a la intercesión de nuestra Madre la Virgen, para que ella los cuide y proteja siempre, y les imparto de corazón la bendición apostólica".