La adolescente de 16 años falleció en el interior de la casa de un vendedor de drogas bajo circunstancias que aún siguen siendo desconocidas. Ante la falta de certezas, pedirán una junta médica.

La fiscal a cargo de la investigación por el femicidio de Lucía Pérez, la joven de 16 años asesinada en octubre de 2016 en Mar del Plata, pedirá realizar una junta médica para saber con exactitud cómo murió la adolescente.

El pasado lunes se cumplieron seis meses del femicidio que conmocionó al país y se hizo conocido internacionalmente, pero en la causa aún no se pudo determinar con precisión cómo, cuándo, ni por qué, murió la joven.

Embed

La fiscal María Isabel Sánchez recibió hace unos días el informe de las pericias histopatológicas y según publicó La Capital de Mar del Plata, los resultados fueron tan técnicos que no se entendieron. "La verdad, lo único que pudimos ver es algo relacionado a los pulmones, pero no podríamos confirmar nada", dijo Gustavo Marceillac, abogado de la familia de la víctima, a la prensa local.

Con la junta médica, la fiscal busca llegar a las causas exactas de la muerte de Lucía y, establecer si se consumó el abuso sexual y hubo consumo de drogas. El asesinato de Lucía Pérez ocurrió el 8 de octubre de 2016 y según la principal hipótesis de la fiscal Sánchez, la joven fue drogada, abusada y violada.

Luego su cuerpo fue llevado a un centro asistencial de Playa Serena, donde los acusados Matías Farías y Juan Pablo Offidani, la dejaron después de lavar el cuerpo y colocarle las prendas de vestir para intentar ocultar las pruebas del homicidio.

Para Sánchez, la muerte de la joven ocurrió tras ser abusada en numerosas ocasiones y vejada con algunos objetos en una casa de la zona de Playa Serena.

lucia perez.jpg
Detuvieron al tercero de los acusados por la muerte de Lucía Pérez.
Detuvieron al tercero de los acusados por la muerte de Lucía Pérez.

Las sospechas apuntan a que fue "empalada", una traumática situación que le habría provocado "reflejo vagal", una reacción que ante situaciones de temor reduce en forma drástica el ritmo cardíaco.

Offidani y Farías fueron detenidos un día después del crimen y acusados por el asesinato, en tanto que el otro acusado, Alejandro Maciel, está sindicado como quien ayudó a acondicionar el cuerpo de la joven.

En enero último la Cámara de Apelaciones mantuvo la prisión preventiva de Farías, Offidani y Maciel pero con algunas modificaciones en la imputación de cada uno.

Farías está imputado por el delito de "abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio"; Maciel por el delito de "encubrimiento agravado" y Offidani "partícipe necesario en primer grado del homicidio".