El principal sospechoso por el asesinato de Araceli Fulles, Darío Badaracco, se negó a declarar ante los fiscales del caso y seguirá detenido junto a los otros seis acusados.
Las indagatorias en los tribunales de San Martín terminaron este domingo a las 2 de la madrugada y Badaracco se negó a declarar.

En tanto, los otros seis detenidos contaron qué hicieron la madrugada del 2 de abril en que Fulles desapareció pero no se vincularon con el secuestro y asesinato de la joven. Ahora la fiscalía, que cambió el status de los acusados de aprehensión a detención, tiene que verificar esos datos.

Embed
Las figuras penales que encontraron los tres fiscales que ahora trabajan en la causa, Graciela López Pereyra, Héctor Scebba y Alejandra Alliaud, son homicidio agravado por la pluralidad de autores y femicidio.