Durante una conferencia de prensa, el papa Francisco contó que evalúa crear tribunales un varias ciudades del mundo por "dos mil casos amontonados" de curas abusadores.

La Iglesia evalúa crear tribunales continentales para agilizar unos "dos mil" procesos de curas acusados de abusos sexuales, afirmó este sábado el papa Francisco.

El Sumo Pontífice atribuyó la demora a la falta personal para agilizar los procesos y reveló que "hay dos mil amontonados", durante la rueda de prensa en pleno vuelo de regreso del santuario portugués de Fátima.

Embed

Francisco planteó que está en estudio la creación de "tribunales continentales", que se instalarían en varias ciudades para acelerar las decisiones. A su vez, lamentó la renuncia de Mary Collins -víctima en su infancia de abusos por parte de un sacerdote- a la Comisión para la protección de menores creada por el Vaticano.

Collins abandonó la comisión por retrasos en sus gestiones, y acusó a la Congregación para la Doctrina de la Fe de crear obstáculos para las decisiones del Papa, como la creación de tribunales específicos para estos casos. "Es una buena mujer y un poco tiene razón", dijo Francisco.

"Estamos caminando, pero hay dos mil casos amontonados y nos queda mucho trabajo", enfatizó.
Además de eventuales causas en la justicia penal, los miembros de la iglesia acusados de abuso sexual afrontan procesos eclesiásticos, con normas del derecho canónico, que desarrolla la regulación jurídica de la iglesia católica y cuyo tribunal de alzada es la Congregación de la Fe.