Reuben Paul, un nene de 11 años de Texas, participó del evento One Conference 2017, una conferencia de seguridad informática que se realiza en Holanda, y dejó a todos sorprendidos cuando demostró, en vivo, cómo hackeaba a su osito de peluche.

Embed
Para hacerlo utilizó un dispositivo Raspberry Pi para poder rastrear los aparatos con Bluetooth de la sala. Usando el lenguaje de programación Python, el niño consiguió utilizar estos dispositivos para que su osito de peluche grabase audio y encendiera sus luces.

Embed
La intención del niño fue explicarle a la audiencia los peligros que puede suponer la internet de las cosas si no se protege de manera correcta.