El DT de la Selección de fútbol se sentó a la mesa con Macri en el marco de un encuentro abierto para mejorar el deporte nacional. Qué le dijo el DT de la Selección.
El presidente Mauricio Macri almorzó este viernes en la Quinta de Olivos con el flamante entrenador de la Selección Argentina de fútbol, Jorge Sampaoli, en el marco de un encuentro abierto para mejorar el deporte nacional.

Sampaoli, quien nunca ocultó su identificación con el kirchnerismo, aprovechó la ocasión para hacerle llegar a Macri su profunda preocupación por el estado del fútbol argentino.

Embed
Tras el almuerzo, desde el entorno del DT hicieron saber a minutouno.com que "el encuentro se gestó por una obligación protocolar" e incluso aclararon que "no respondió a ninguna vinculación ideológica sino a la obligación de responder a una invitación desde Presidencia". Y ampliaron que no existió ningún pedido por parte del entrenador para jugar un partido en la residencia presidencial.

Del almuerzo también participó Claudio "Chiqui" Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). De hecho la invitación de Presidencia llegó precisamente a través de la AFA siguiendo los carriles formales y los protocolos habituales.

El entrenador nacido en Casilda siempre reconoció su adhesión al peronismo y hace poco tiempo no tuvo problema alguno en admitir: "admiro a Cristina Kirchner y siempre me guié por sus valores y los de Néstor. Me identifico con ellos porque lucharon contra los poderes de turno. Más allá de ser de izquierda o derecha, lo que uno quiere ver es que la gente llegue feliz a fin de mes. Sé que con Macri habrá cambios rotundos. Ojalá se mantenga todo lo que se logró".

Embed
Sampaoli llegó días atrás luego de su debut en el cargo con dos victorias en los amistosos jugados contra Brasil, en Australia, y contra Singapur.

A comienzos de 2016 Macri alentó la contratación del ahora DT de la selección en Boca tras la salida de Rodolfo Arruabarrena al frente de la dirección técnica xeneize. En aquella oportunidad Sampaoli declinó el ofrecimiento porque estaba interesado en dar un salto en su carrera hacia el fútbol europeo, algo que concretaría poco tiempo después cuando desembarcó en el Sevilla.