Los aeropuertos de Ushuaia y Chapelco fueron cerrados esta tarde en prevención tras las fuertes nevadas que cayeron en toda la Patagonia, mientras que el de Bariloche permanece incativo para los aterrizajes, aunque está operativo para los despegues.

El organismo destacó que "Neuquén es la única alternativa para los vuelos a Chapelco y Bariloche, mientras que Río Grande es la alternativa para los vuelos a Ushuaia".

En Bariloche, voceros de la terminal área destacaron que "a partir de las 14 fue cerrado para aterrizajes aunque permanece operativo para los despegues. La pista no tiene hielo, lo que sucede es que hay poca visibilidad, por lo que esta situación podría variar durante la jornada si se considera apta la visión" .

La empresa concesionaria Aeropuertos Argentinos 2000 realizaba este viernes operativos en siete terminales áreas de la Patagonia para mantenerlos activas tras las fuertes nevadas que se registran desde hace varios días en el sur argentino, que sufrió una acumulación nívea de hasta 40 centímetros, informó el Ministerio de Transporte de la Nación.

Embed
El "Operativo Nieve" dispuesto por la cartera busca reducir demoras y cancelaciones de vuelos en los aeropuertos Bariloche, Chapelco, Esquel, Ushuaia, Río Grande, El Calafate y Neuquén.

La concesionaria Aeropuertos Argentina 2000 realiza un "tratamiento preventivo con anticongelantes en las pistas y plataformas para que la nieve no se adhiera al asfalto, una vez finalizada la nevada se retirará la nieve con equipos destinados a ese fin para que rápidamente se pueda volver a operar".