Es la funcionaria judicial que llevó la causa por la compra del auto para discapacitados, que dijo, en Radio 10, que el actor "sabía lo que estaba haciendo".
La fiscal del caso por la compra del auto para discapacitados por parte de Ricardo Darín, María del Carmen Della Rolle, volvió a sostener, en Radio 10, que el actor estaba perfectamente al tanto de lo que hacía.

"(Ricardo) Darín y (el vendedor de autos José "Cacho") Steinberg sabían que estaba comprando un auto para una discapacitada; todos los elementos de prueba me indicaron eso", señaló, y remarcó que se trató de un caso de "contrabando".

"Todo ese manejo tendría que haberlo sabido Darín porque la señora discapacitada salió en el diario diciendo que era para ella y se comprobó que no sabía manejar ni leer. Era de una villa", afirmó Della Rolle acerca de la difunta Mercedes Ángela Rosso, la mujer a nombre de quien ingresó al país la camioneta Nissan Pathfinder implicada en el ilícito.
 
Según la fiscal, "siempre lo acusé de contrabando y no de encubirmiento" porque "sabía que le estaban pagando a un discapacitado y no tenía derecho a obtener ese auto. No hay duda que usaron a la discapacitada, no es ningún tonto". "Sea autor o que estó encubriendo es lo msimo: cometió un delito", indicó.

"El que la trae es Steinberg a pedido de la discapacitada, que pagó casi nada. La ley obligaba que para venderla a un particular había que esperar 5 años y ellos se la llevaron apenas vino", detalló Della Rolle.

 Luego aclaró que en la década del '90, los permisos para discapacitados y embajadores "era la única forma de importar porque no entraba nada".

Si bien el actor sostuvo que fue "estafado" y "sobreseído" en la causa por contrabando, la fiscal desestimó esa posibilidad.  "Recuerdo que él fue a ver el auto a la agencia donde estaba Steinberg y después lo adquiriío. Pagó bastante pero no su precio".

"Le tomé un poquito de bronca y no quería mirar su películas", confesó.