La mediática esposa de Maxi López mostró su sofisticada vida europea con una mega producción en una revista. Una foto específica, no gustó.
Mal que le pese a muchos, Wanda Nara vive una vida de princesa en Europa. Instalada en Génova donde su marido, el delantero Maxi López  juega en el Sampdoria, abrió las puertas de su casa a una revista argentina y mostró cómo vive y como luce hoy después de sus tres hijos.

Impecable e infartantes las curvas de la mediática Wanda luego de haber parido a Valentino, Constantino y Benedicto. En eso están todos de acuerdo, la rubia luce muy sensual una esbelta figura en la producción de fotos que realizó para la revista Caras.

Pero lo que más llamó la atención de la producción no fue su cuerpo sino una fotografía que fue duramente criticada en las redes sociales. En la imagen, Wanda está junto a su cocinera de raza negra en una pose "sofisticada" enfundada en un carísimo vestido del diseñador Hervé Leger, sobre zapatos Louis Vuitton, cartera Hermés al tono y celular en mano, mientras su empleada, cocina en segundo plano.

La mujer en cuesión fue la última empleada que contrató el matrimonio López Nara en su estadía en Génova. Antes quien cocinaba era Wanda, pero ahora tiene quien lo haga por ella y según confesó la rubia se llevan muy bien. "Nos deleita y malcría con sus platos. Ella es mi gran compañera. Tomamos mate juntas y charlamos", contó.

Dedicada de lleno a la crianza de sus tres hijos, ella asegura que mantiene viva la llama de la pasión en su matrimonio y que a pesar de ser ama de casa no descuida a su marido.

La hermana de Zaira arribó a Buenos Aires en las últimas horas junto a su familia y será la próxima invitada de Susana Giménez.

.