El abuelo del nene de 2 años dijo que está normal, pese a que sigue asistido y sedado a 70 horas de sufrir un paro cardíaco.

Renzo Antonelli, el niño de 2 años que recibió un trasplante de corazón el 2 de junio, y que sufrió un paro cardiaco en la madrugada del jueves, está normalizado, si bien sigue sedado, según contó su abuelo Jorge Ramos.

"Está normal, asistido, sedado, pero ya pasaron más de 70 horas del paro y el nene tiene buen semblante, se mueve, se lo alimenta, así que hay que darle tiempo y paz", afirmó el abuelo del nene.

Además, resaltó que en el equipo médico "hay un clima distendido, lo que hace que nosotros -por los familiares- estemos también esperanzados".

"Ni los papás ni los abuelos podemos acercarnos porque los médicos no quieren que lo sobreestimulemos con nuestra ansiedad", agregó.

Ramos confirmó que los médicos le dijeron que "el corazón está fuerte y bien" y que más adelante "investigarán qué fue lo que provocó el paro cardíaco".

Poco antes de que naciera, los papás de Renzo se enteraron de que sufría una miocardiopatía, por lo que su vida transcurrió prácticamente entre el Instituto de Cardiología de Corrientes y el hospital Garrahan.

En noviembre, el niño tuvo un accidente cerebro vascular que le inhabilitó temporalmente la vista y el oído y le paralizó la mitad del cuerpo.

La enfermedad congénita le impedía el normal desarrollo del miocardio, por lo que el músculo cardíaco no tenía fuerza para bombear sangre y oxigenar el resto del cuerpo.

Renzo estuvo desde octubre en la lista de espera del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

Luego de la intervención del 2 de junio el niño tuvo una recaída porque el corazón no reaccionó como se esperaba, por lo que fue nuevamente inscripto para un re-trasplante.

El corazón de Renzo había comenzado a "trabajar al 100 por ciento" a partir del 10 de junio pasado hasta la madrugada del jueves último, cuando un paro volvió a complicar su situación, que este sábado, según confirmó su abuelo "vuelve a ser normal".