Sessa quedó imputado por agredir a un alcanzapelotas

Deportes

El arquero de Boca Unidos de Corrientes le tiró un pelotazo a un menor cuando su equipo ya perdía por goleada frente a Independiente Rivadavia de Mendoza.

El experimentado arquero Gastón Sessa quedó imputado en una causa por agresión a un alcanzapelotas durante el partido que el viernes su equipo, Boca Unidos de Corrientes, perdió como visitante por 3 a 0 frente a Independiente Rivadavia de Mendoza, por la duodécima fecha del torneo de Primera B Nacional.

El guardameta había recibido el último y definitivo gol que selló el marcador y cuando finalizaba el encuentro le arrojó un pelotazo al menor cuando estaba por sacar desde su valla.

Sessa, quien ya tiene varios antecedentes de este tipo, se presentó a declarar en la comisaría 6ta. de Mendoza y en la madrugada del sábado se retiró rumbo a Corrientes, por lo que no quedó detenido.

De todas maneras, se le tomaron las huellas dactilares y quedó imputado por lesiones leves contra el joven, quien si bien recibió el impacto se tiró al piso momentos después y simuló así haber recibido un golpe más contundente del que le propinó el "Gato".

      Embed

El padre del chico radicó la denuncia contra el guardameta, quien ya había agredido a otro alcanzapelotas durante un partido entre Vélez y Belgrano de Córdoba.

Por esta acción, el arquero fue expulsado y se retiró rápido al vestuario, aunque no fue el único hecho que protagonizó, ya que al retirarse de la cancha un hincha de Independiente Rivadavia lo cargó por el resultado y el guardavallas se bajó para golpearlo.

La situación no pasó a mayores porque intervino la policía para separar el tumulto que se había producido.

El arquero tuvo otros ataques de ira durrante un partido, como cuando le aplicó un planchazo en la frente al entonces delantero de Boca Rodrigo Palacio y se fue expulsado, en un encuentro por la Copa Libertadores 2007, que terminó con victoria "xeneize" por 3-0 y a la larga se iba a coronar campeón del certamen.

      Embed

Anteriormente, tomó del cuello al árbitro Sergio Pezzotta en un partido que disputaron el "Fortín" y San Lorenzo en Liniers, por el Torneo Apertura 2002.

En aquella oportunidad recibió diez fechas de suspensión por la agresión contra el referí en pleno encuentro.

      Embed




Temas

Dejá tu comentario