Los padres de Novak Djokovic compararon a su hijo con Jesús: "Está siendo crucificado"

Deportes

Srdjan Djokovic aseguró que su hijo está prisionero y también expresó su enojo por la comida y la falta de limpieza del hotel donde lo aislaron.

En el momento que Novak Djokovic recibió la buena noticia de que podía competir en el Abierto de Australia, nunca imaginó el escándalo que protagonizaría finalmente una vez pisado el territorio del país oceánico. Desde su llegada durante el miércoles, las autoridades retuvieron la visa del tricampeón del primer Grand Slam de la temporada y hasta el momento lo mantienen retenido en un hotel de refugiados donde su familia denunció que recibe tratos insalubres. En defensa del atleta, su padre, su madre y su hermano Djordje protagonizaron una conferencia de prensa desde Serbia para ubicar al tenista en el rol de víctima y llevar a cabo una encendida defensa.

El foco de los micrófonos se quedaron con las palabras que disparó Srdjan Djokovic, el padre, quien intentó convertir a su hijo en una especie de mártir y hasta lo comparó con personalidades religiosas. “Tienen cautivo a Novak. Novak es Serbia, y están lo pisoteando tanto a Novak como a Serbia. Querían subestimarlo, humillarlo. Somos serbios, un pueblo orgulloso, nunca atacamos a nadie, simplemente nos defendemos. Eso es lo que está haciendo ahora nuestro serbio, Novak, con su comportamiento hacia los anfitriones, los organizadores. Novak es una luz al final del túnel. Esa oligarquía política no va a apagar eso, no tengo palabras para llamar a esos políticos, porque esto no tiene nada que ver con el deporte. Cumplió todas las condiciones necesarias para entrar y ganar otro de sus famosos Australia Open”, se expresó con su discurso libertario desde el restaurante Novak de Belgrado según replicó el diario local Telegraf.

En ese discurso repleto de furia realizó una metáfora cargada de controversia: “Novak demuestra que es parte de este mundo liberal. Jesús fue crucificado en la cruz, y todo le fue hecho, pero él está vivo entre nosotros incluso ahora. Ahora Novak está siendo crucificado, le están haciendo de todo. Pero él resistirá, como nosotros hemos soportado. Estuvimos allí hace 150 años, nos bombardearon, nos oprimieron, nos destruyeron”.

Djokovic está alojado en un hotel para refugiados y se espera que permanezca allí hasta el lunes, cuando las autoridades tomen la determinación final sobre su situación luego de la apelación que realizaron sus abogados.

El padre aseguró que no les hicieron problemas a “otros 26 tenistas” que ingresaron a Australia y dio detalles del hospedaje del 1 del mundo del ranking ATP: “Sigue detenido en prisión. Le quitaron todas sus cosas, le dejaron sólo el teléfono móvil, no tiene nada que ponerse, cambiarse de ropa y lavarse. Novak es un prisionero de esos bastardos y la culpa es de ellos. Todo el mundo libertario, levántese, esta no es solo una lucha de Novak. Lo colocaron en habitaciones insalubres”.

Embed

Dejá tu comentario