No hay quien la pare: otro soberbio combate de la reina de la UFC

Deportes

El avasallante reinado de Ronda Rousey en la UFC sumó en la medianoche del sábado un nuevo capítulo. La campeona de peso gallo realizó una nueva defensa de su cinturón y la pelea sólo duró 14 segundos, los que tardó Cat Zingano en decir basta.

En el Staples Center de Los Angeles, el UFC 184 tuvo como pelea estelar al esperado combate por el título femenino, "el desafío más grande de mi carrera", según había afirmado en la previa la campeona. Sin embargo, todo terminó resultando muy fácil. Como siempre.

Screenshot_2015-03-01-02-01-07.png
La retadora traía consigo un récord de 9 victorias y ninguna derrota en artes marciales mixtas, y amenazaba con, por lo menos, darle algo de batalla a Ronda, con una marca de 10 triunfos y ninguna caída.

Zingano intentó salir con todo y, en el primer contacto, conectó un rodillazo en el cuerpo de Ronda, que logró neutralizarlo y lo devolvió con un candado al brazo de su rival, que duró pocos segundos antes de pedirle al árbitro que pare la pelea.

Screenshot_2015-03-01-01-58-58.png
Fueron en total 14 segundos, dos menos que los que había durado la canadiense Alexis Davis en la última pelea de Rousey, allá por julio de 2014.

De esta forma, la mejor peleadora de la historia de la UFC demostró una vez que no tiene rival en la categoría y extendió su abrumadora supremacía. En la máxima liga de artes marciales mixtas sumó su quinta victoria, todas antes de que toque la campana final y cuatro de ellas en el primer round.

Temas

Dejá tu comentario