Barras demandan a la FIFA por su expulsión de Sudáfrica 2010

Deportes

Un grupo de hinchas argentinos reclamará a la máxima entidad del fútbol mundial una indemnización de 5 millones de euros por ser deportados al país tras el partido de Argentina con Nigeria.

Un grupo de barrabravas argentinos iniciará una demanda millonaria en euros contra la FIFA por haber sido expulsados del Mundial de Sudáfrica en 2010 tras el partido que jugó Argentina frente a Nigeria.

Según informa el diario Clarín en su edición impresa de este martes, seis barras cordobeses y uno mendocino contratarán un estudio internacional de abogados y demandarían a la FIFA, en su sede de Zúrich, por unos 5 millones de euros.

Los demandantes son Roberto Ponce, alias "El Loco Tito", Germán "Gitano" Minué y Ulises Montoya ( de Belgrano); Carlos Pacheco y Sergio "Tomatón" Busso (de Talleres); Ismael "Pequeño" Bentkovsky (de Instituto) y Walter Aguilera (de Godoy Cruz), quienes consideran que fueron expulsados injustificadamente de Sudáfrica tras el encuentro Argentina-Nigeria.

"La presentación se realizará porque entendemos que FIFA, como ente organizador del certamen, motivó la denuncia por la que mis clientes fueron expulsados injustificadamente de dicho país", aseguró la abogada de los barras Graciela Taranto.

Según explicó la letrada, los hinchas no pondrán un peso en la contratación del estudio de abogados y harán un arreglo para que, una vez que se cobre el total del dinero, paguen los honorarios correspondientes.

Taranto viajaría en unos días hacia Francia para darle curso a la demanda de carácter indemnizatorio que superaría los 5 millones de euros.

El 16 de junio de 2010 diecisiete barrabravas fueron detenidos y deportados hacia el país por la policía sudaficana, tras ser acusarlos de haber participado en disturbios que ocurrieron durante el partido entre Argentina y Nigeria, que se disputó el 12 de junio en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

"En los videos que tenemos se ve claramente que mis clientes no tuvieron nada que ver y que se los expulsó sin motivo alguno. Es más, ninguno de ellos tiene una causa penal abierta en Sudáfrica", puntualizó Taranto.

Dejá tu comentario