El FMI reconoció que el impacto de la sequía obliga a rediscutir los términos del acuerdo

Economía

Mientras el Gobierno busca un adelanto de los desembolsos previstos para este año, desde el FMI admitieron que los términos del acuerdo quedaron en entredicho por la sequía.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó este jueves que el organismo está trabajando muy de cerca con la Argentina de manera "constructiva" y "virtual" para afrontar la "muy desafiante y compleja" situación que se atraviesa, exacerbada por la histórica sequía.

Así lo indicó la vocera del organismo, Julie Kozack, quien en su habitual conferencia de prensa quincenal brindada en la ciudad de Washington, se refirió a las negociaciones en curso por la quinta revisión del programa del país.

"Estamos trabajando muy de cerca con las autoridades argentinas en el contexto del programa para abordar la muy desafiante y compleja situación", que padece el país, dijo Kozack.

FMI
Fondo Monetario Internacional (FMI)

Fondo Monetario Internacional (FMI)

Acerca del estatus de las negociaciones por la quinta revisión, reiteró que "estuvimos trabajando en estrecha colaboración con la autoridades en el contexto de la situación económica desafiante que la Argentina afronta, que fue exacerbada por la sequía", admitió, luego de recordar que tras la última revisión de fines marzo, se aprobó un desembolso de 5.400 millones de dólares para el país.

Y reconoció que "el foco de las discusiones que están teniendo lugar para la quinta revisión" pasa por "reformar el programa también teniendo en cuenta el impacto de la sequía".

Ante la inquietud de cómo se están desarrollando las deliberaciones, de si habrá un cambio significativo en las metas o eventuales adelantos en los desembolsos, Kozack resumió que "las discusiones que están teniendo ahora son constructivas y virtuales", y afirmó que comunicarán el resultado de las discusiones "en su debido momento".

Sergio MAssa Gita Gopinath FMI.jpeg

Según el programa establecido con el Fondo Monetario Internacional, restarían para desembolsar unos 10.460 millones de dólares, si la Argentina cumple con las metas pautadas para el período, a pagar en tres veces (junio, septiembre.y diciembre).

El Gobierno, por su parte, buscará reformar ese programa, cuyos objetivos se tornaron más difíciles de cumplir debido al impacto que tuvo la sequía -en las cuentas externas- y lograr un adelanto de ese desembolso de 10.640 millones de dólares, con el objetivo de calmar las expectativas y reforzar las reservas, en un año electoral.

Embed

Dejá tu comentario