El Gobierno ratificó "voluntad de pago" y mantiene oferta de 2010

Economía

El vicepresidente, Amado Boudou, aclaró que "no es racional endeudarse para pagar una deuda". Por su parte, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, negó que exista la posibilidad de un default técnico.

El Gobierno ratificó este sábado la "voluntad de pago" para cumplir con los acreedores, al tiempo que mantuvo idénticas condicionesa las de la oferta de 2010.

El vicepresidente Amado Boudou afirmó que "no es trivial la negociación y la defensa del mecanismo de desendeudamiento" que vienen "llevando adelante" y aclaró que desde la equidad hay un 93 por ciento de acreedores que han aceptado la propuesta argentina y nadie puede pensar que sea equitativo que ese 7% tenga otras condiciones".

"De ninguna manera es racional endeudarse para pagar deuda, ni en un hogar, ni en una empresa, ni en un país, porque eso es generar una bola de nieve", puntualizó Boudou, quien brindó una conferencia de prensa junto al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, el viceministro, Axel Kicillof, y el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, en la que dieron detalles acerca de la oferta de pago que elevó el país durante la madrugada de este sábado.

El Vicepresidente también enumeró las obras en materia de infraestructura que realizó el Gobierno Nacional y dijo que "esto tiene que ver con la soberanía y la asignación de recursos", porque si se hiciera caso "a los que dicen que hay que dar mejores condiciones a los acreedores no se hubiera podido hacer todo esto".

Asimismo, remarcó que "la Argentina ha hecho compromisos que viene cumpliendo desde 2003 y que va a seguir cumpliendo porque tiene capacidad y voluntad" para hacerlo.

Calificó el pago de la deuda como "inédito en la Argentina" donde hubo "más de diez  reestructuraciones fallidas desde la vuelta de la democracia", hechos que quedaron truncos porque "los dirigentes que lo llevaron adelante no tuvieron la valentia y coraje de enfrentar a los acreedores para decir la verdad, como lo hicieron Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner".

En la conferencia de prensa realizada en el Ministerio de Economía, agregó que se tiene "mucha expectativa en el fallo de la Corte" y que sería un "absurdo jurídico" realizar un "bloqueo" a un país que tiene "voluntad y capacidad de pagar a sus acreedores".

Por su parte, Hernán Lorenzino rechazó que exista la posibilidad de default técnico y advirtió que el "negocio especulativo no va a afectar el normal pago de la deuda".

Lorenzino dijo que existe en forma paralela a la disputa con los holdouts "un negocio de cobro de los derivados de seguros de default de algunos bancos internacionales y de los que los mismos buitres son parte. Argentina no participa de ese negocio".

Además, indicó que la "propuesta presentada es que los acreedores reciban un paquete igual al que fue ofrecido en el 2010" ya que "ningún otro criterio satisface el trato equitativo" entre ellos.

También advirtió que en la presentación contra los holdouts en Nueva York "no hicimos una oferta para quedar bien con el mercado" y señaló que en el Gobierno "no se avaló el negocio especulativo".

Manifestó que si se aplica el fallo de primera instancia del juez neoyorkino Thomas Griesa eso "implicaría un retorno para el fondo NLN de 670 millones de dólares, un retorno sobre la inversión de 1.680 por ciento".

Lorenzino agregó que "esta propuesta tiene en cuenta los saldos vencidos para llevar la deuda al presente, proporciona una compensación justa para el futuro, pero además le da a los demandantes la posibilidad de recibir pagos anuales adicionales si la economía argentina crece. Igual que al 93% que entraron a los canjes del 2005 y 2010".

"Cumple el doble objetivo de la Corte bajo la no discriminación en la prioridad de pago y el trato equitativo", explicó.

El titular de la cartera de Economía aclaró que la Argentina "no va a violar los principios de equidad, no va a discriminar, ni va a defraudar al 93% de acreedores que creyó en el país".

Lorenzino agregó  que "si el fallo del juez Thomas Griessa se impone", se estaría realizando "un tremendo negocio financiero" y que en ese caso la "catarata de juicios que vendrían serían innumerables". Comparó con la situación europea y citó el "corralito" que nos hace recordar "lo que pasó en el 2001 en la Argentina".

En tanto, Axel Kicillof sostuvo hoy que "la Argentina está autofinanciándose" y señaló que se pagará la deuda "en la medida de nuestras posibilidades".

El viceministro de Economía señaló así que los fondos buitres buscan "una ganancia fuera de toda lógica a costillas del pueblo argentino" y que hay una justicia mundial "que no puede ir a contrapelo de lo que ocurre en las sociedades".

Agregó, en el Ministerio de Economía, que "por eso es mejor crecer para poder pagar" que "pagar para poder crecer".

Dejá tu comentario