Gobierno envía proyecto de ley para nueva moratoria jubilatoria

Economía

La Presidenta Cristina Kirchner anunció la iniciativa para la segunda etapa del Plan de Inclusión Previsional que beneficiará a 473.814 argentinos que estaban excluidos del sistema por no tener la totalidad de aportes.

Hasta ahora, la moratoria vigente permitía regularizarse incluyendo aportes no ingresados hasta septiembre de 1993. Esta nueva etapa extiende ese plazo hasta diciembre de 2003 y plantea lograr la universalización jubilatoria, es decir, llegar al 100% de cobertura previsional.

Así, podrá acceder a la moratoria cualquier persona que, teniendo la edad exigida por ley -las mujeres 60 años y los hombres 65-, le falten años de aportes para llegar a los 30 necesarios, no contar con prestación previsional alguna o percibir una mínima (como pensiones y Pensiones No Contributivas, hoy de $2757). Asimismo, se contemplará a las personas con mayor nivel de vulnerabilidad.

Esta segunda etapa de inclusión previsional tendrá impacto redistributivo al estar orientada a garantizar una jubilación y cobertura médica para las personas en edad de jubilarse y que hoy no pueden hacerlo por el elevado costo de la deuda previsional.

Esta inyección de recursos genera, a su vez, incrementos de la recaudación impositiva por aportes y contribuciones, los que, a su turno, mejoran los ingresos del Sistema Previsional y contribuyen a su sustentabilidad financiera.

Para garantizar la sustentabilidad del sistema, el valor de la cuota se actualizará por la movilidad jubilatoria.

Esta medida aumenta la cobertura previsional del SIPA 6,2 puntos porcentuales, lo que permite llegar a la universalización de la cobertura previsional.

A partir de 1995, hubo un fuerte incremento del número de desocupados y de empleos en negro, que se potenciaron con la recesión y luego con la crisis de 2001-2002. En 2002 el desempleo llegó al 21,5% con un claro impacto negativo en el sistema previsional.

En 2005 había un 57% de cobertura previsional en la Argentina, lo que significó que 5 de cada 10 abuelos no accedían a una jubilación. A partir de la puesta en marcha del Plan de Inclusión Previsional, se incorporaron al sistema jubilatorio 2.749.696 de adultos mayores a los que les faltaban aportes y a los que se les fueron descontando cuotas de la moratoria de su jubilación.

Hoy, la cobertura alcanza a un 93,8% de la población, constituyéndose en la más alta de América Latina, con 5.907.860 jubilados.

El Plan de Inclusión Previsional, lanzado en 2005, redujo la pobreza y la indigencia entre adultos mayores y mejoró la distribución del ingreso. Asimismo, se convirtió en una política de igualdad de género, ya que el 73% de las jubilaciones otorgadas fueron hacia las mujeres.

Además, protegió principalmente a los sectores más humildes, provocando un efecto distributivo positivo. Esto responde a que los fondos destinados a estos sectores de adultos mayores se vuelcan luego al consumo y al sostenimiento del empleo, generando un círculo virtuoso en la actividad económica.

Más beneficios

Cristina también anunció que la tarjeta Argenta funcionará como identificación única y se otorgará a los 6 millones de jubilados y pensionados nacionales, la cual acreditará su condición de jubilado o pensionado, y permitirá realizar trámites ante la ANSES, organismos públicos nacionales, provinciales y municipales. Se enviará a todos los domicilios a través de Correo Argentino.

Además, esta tarjeta posibilitará a los que así lo deseen solicitar un préstamo de hasta $20.000 que se acreditará en la tarjeta, a devolver hasta en 40 cuotas. También, como el solo hecho de ser jubilado de la ANSES, podrá acceder a los beneficios y promociones que brinda el Club Argenta.

El Director Ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio, afirmó que "queremos que todos los jubilados y pensionados se sientan identificados, que la tomen como una herramienta cotidiana para solicitar créditos accesibles y con tasas mínimas y para realizar trámites en cualquier organismo del Estado".

Una vez que los jubilados y pensionados reciban la tarjeta en su domicilio y estén interesados en obtener un préstamo Argenta podrán acercarse a la oficina de la ANSES más cercana para realizar el trámite. Asimismo, llamando al número gratuito 130, podrán tener más información.

Además, se les brindará la posibilidad de que retiren por cajero automático 1/3 del valor del crédito solicitado (hasta 35%). Por ejemplo: si poseen un crédito de $20.000, podrán comprar bienes por $13.000 y extraer en efectivo $7000.

Siendo socio del Club Argenta, tendrá descuentos para compras y más promociones en cines, teatros, espectáculos públicos, viajes, entre otros.

Desde su lanzamiento, en julio de 2012, ARGENTA otorgó 592.011 préstamos por $3930 millones. Los comercios adheridos al programa ascienden a 5196.

El monto promedio del préstamo es de $7428 y la cuota promedio es de 36. El 83% de los jubilados prefiere las 40 cuotas.

El 56% de los consumos que realizan los jubilados y pensionados se destinan a mejoras (construcción) o adquisiciones para el hogar; el 29%, a compras en el supermercado (electrodomésticos, televisores, lavarropas, entre otros).

      Embed


Temas

Dejá tu comentario