El Gobierno restableció en un 33% las retenciones a la harina y el aceite de soja y creó un fondo para estabilizar al trigo

Economía

Ambas medidas fueron dispuestas por dos decretos que fueron publicados este sábado en el Boletín Oficial.

El Gobierno restableció en un 33% las retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja y creó un "Fondo de Estabilización del Trigo" para controlar el costo de la tonelada de ese producto. Ambas medidas fueron establecidas por dos decretos que fueron publicados este sábado en el Boletín Oficial.

Según el Decreto 131, la alícuota del derecho de exportación para la harina y el aceite de soja pasa del 31% al 33%.

decreto 131

En tanto, mediante el Decreto 132/2022 se creó el “Fondo Estabilizador del Trigo Argentino” con el cual se busca “estabilizar el costo de la tonelada” de este cereal “que compran los molinos” a nivel nacional.

decreto 132

El mismo se financiará con el dinero adicional que ingresará por el aumento de las retenciones a la harina y aceite de soja y de esa manera subsidiar el precio de la bolsa de harina de 25 kilos que se comercializa a las panaderías.

Alberto Fernández dio inicio a "la guerra contra la inflación"

Con un mensaje grabado, Alberto Fernández anunció este viernes las iniciativas oficiales tendientes a contener el alza de los precios, particularmente en lo que hace a artículos y productos de primera necesidad.

En su discurso, el Presidente señaló que “la inflación es un fenómeno histórico en la Argentina, casi una maldición con la que muchos y muchas hemos crecido. Ha sido un callejón recurrente del que pareciera ser imposible salir”. En ese sentido, advirtió que “hemos visto paquetes, planes, grandes anuncios. También los vimos fracasar una y otra vez”. Por esa razón “resolver el problema de la inflación en Argentina nos exige revisar nuestra experiencia, comprender la complejidad que tiene y darnos un camino de salida en el que todos nos comprometamos”, aseguró.

Fernández indicó que “el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional nos permite comenzar a ordenar las variables macroeconómicas centrales en la lucha contra la inflación que es, como lo decimos siempre, un fenómeno multicausal”.

“Para atacarla debemos acumular reservas, mejorar el crédito público, desacoplar los precios internos de los internacionales, trabajar sobre las políticas de ingresos y precios al mismo tiempo y tomar una batería de medidas en las que múltiples actores son imprescindibles”, agregó.

Embed

Embed

Dejá tu comentario