El burrito fue al banco, pero se quedó con las ganas

*El delantero de River estuvo en el banco de los suplentes, pero Passarella no lo puso, en el empate frente a Independiente 0 a 0.

Luego del problema personal que tuvo Ortega semanas atras, volvió a concentrar con sus compañeros, y además formo parte del banco de suplentes.
Apenas pisó la cancha de Racing, fué ovacionado por toda la gente de River y en el segundo tiempo el más pedido. El burrito se quedó con las ganas de jugar unos minutos y solamente agradeció los aplausos. Habrá que esperar una semana más para ver al nuevo ortega.

Dejá tu comentario