"Goyo" es la obra más emotiva y realista de Nico Furtado con una historia de amor encantadora

Espectáculos

La nueva película argentina, "Goyo" ya está disponible en cines y el 5 de julio se estrena en Netflix. Está plagada de perfección y respeto emocionante.

Noe Ríos
Por Noe Ríos

Respeto, sensibilidad y una clase magistral de talento. Eso es lo que me encontré en "Goyo", la nueva película de Marcos Carnevale con Nicolás Furtado como protagonista. Esta cinta ya se encuentra disponible en todos los cines del país y el próximo 5 de julio se estrenará en Netflix. Y, a pesar de que no esperaba más que una historia cliché enfocada en el género romántico o sobreactuada, teniendo en cuenta que es un actor sin Asperger, me encontré con una maravilla encantadora, emocionante y sentimental, pero por sobretodo llena de respeto.

"Goyo" es una historia que no se compara con ninguna otra, va mucho más allá. La cinta sigue a Gregorio Villanueva (Nicolás Furtado), un hombre con Asperger, un trastorno más bien leve del espectro autista. Debido a esto no tiene una total independencia y vive con su hermana Saula (Soledad Villamil) ya que suele enfrentarse a comportamientos inusuales y problemas de socialización. Aún así, es dueño de una inteligencia avasallante siendo un Experto en Historia del arte y un talentoso pintor. Trabaja en el Museo Nacional de Bellas Artes y es muy unido a su otro hermano, Matute (Pablo Rago).

Embed - Goyo | Tráiler oficial | Netflix

Es, justamente, su relación con su hermano la que siempre lo ayuda a avanzar y a empoderarse, en especial cuando su mundo se ve modificado y lleno de incógnitas al conocer a Eva Montero (Nancy Dupláa), una mujer que llega a trabajar al Museo como guardia de Seguridad. Pero, las diferencias de independización entre sus hermanos, sus propios problemas de seguridad y confianza, lo llevarán a enfrentarse a desafíos que le dan una nueva perspectiva de vida.

Si bien, a simple vista, parece una comedia dramática típica, Marcos Carnevale encontró la forma de darle su originalidad, encanto y nobleza a una historia que se enfoca en la sensibilidad y la inclusión. Parece, quizás, absurdo mencionar "inclusión" justo en un momento como el que se encuentra Argentina en el que parece ser que estamos todos contra todos, pero el director lo hace. La perfección existe y está detrás de esta trama que no solamente fue perfecta a nivel narración con, como en toda comedia, momentos de humor con simpatía y ternura, equívocos enredos y sus enormes picos melodramáticos, sino también a nivel filmación y escenografía.

image.png
Foto: (Netflix)

Foto: (Netflix)

Es la primera vez que entendí, a través de un personaje, qué pasa por su mente. Si bien la actuación de Furtado, a la cual planeo dedicarle un largo análisis más adelante, es impresionante, el proceso de creación es aún mejor. Es esto, justamente, lo que quita a la cinta de los lugares comunes de una comedia romántica. Sin tener que escuchar siempre una voz en off y siempre a través de lo visual, me metí en la cabeza de Goyo para entender cuándo está frustrado, angustiado, desesperado o, más precisamente, con ataques de pánico por la efusividad que le genera esta nueva vida.

Hay escenas, en particular una que sucede en un subte, que se enfocan justamente en desarrollar los sentidos de Goyo a través del arte de la edición y está hecho de una forma tan creíble que es atrapante. Aunque, claro, nada sería igual sin el impecable trabajo de Nicolás Furtado. A veces parece a propósito porque, cuando veo su nombre en una película o serie estoy acostumbrada a saber que algo bien va a hacer. Pero, definitivamente no me esperaba el nivel que vi en "Goyo". Más allá que nos tiene acostumbrados, en especial a los argentinos, a deslumbrarnos, Gregorio Villanueva es, quizás, uno de sus personajes más eficaces, magnánimos y perfectos.

image.png
Foto: (Netflix)

Foto: (Netflix)

A pesar de que no es un actor con Asperger, se nota por detrás el nivel de trabajo que existió, cómo él supo conectar con este Goyo que, me atrevo a decir, lo saca de su zona de confort y le aporta una sensibilidad y convicción diferente a los ojos del público. Este es, según lo que muestra la historia, un hombre lleno de facetas, múltiples inseguridades y contradicciones, pero de todas formas, Nicolás en ningún momento sobreactúa o fuerza algo que no es.

Y, si bien está perfectamente acompañado por talentos como Nancy Dupláa, Pablo Rago y Soledad Villamil, tres excelentes coestrellas, su talento es tan encantador que lo destaca en toda la historia, incluso cuando hay momentos que se vuelven largos y tediosos. Definitivamente no me queda más que asegurar que "Goyo" es una de las mejores películas argentinas que se estrenó en lo que va de este 2024 por su nivel actoral, sensible y composición. Una obra maestra con clase inédita de lo que significa hacer buen cine.

Embed

Dejá tu comentario