Ahora suponen que los padres enterraron a Madeleine en la iglesia a la que iban a rezar

Mundo

El vuelco en la causa es contundente. Los padres de la nena pasaron de ser victimas a sospechosos y a día a día surgen nuevas pruebas en su contra.

Lo cierto, es que Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo y de acuerdo a un informe elaborado por la policía de Portugal, sus padres son los principales sospechosos de haberla matado accidentalmente con una dosis de somníferos.

Se cree que los McCann suministraron somníferos que fueron letales para su hija    

De acuerdo a lo publicado por el diario británico “The Sun”, una de las principales líneas de la causa determinaría que el cuerpo de la niña fue enterrado en las cercanías del  templo al que iban a rezar sus padres.

La publicación sostiene además que Kate y Gerry Mc Cann tenían incluso las llaves de la iglesia, recibidas de las manos del mismo sacerdote del templo, José Manuel Pacheco, quien es además su amigo personal.

A ello se suma que al momento del extravío de la menor, el 3 de mayo, en la ciudad se realizaban labores de arreglos y pavimentación en varias calles, donde había pozos de hasta dos metros de profundidad.

Se habrían encontrado pelos de la nena en el baúl del auto que sus padres alquilaron muchos días después de su desaparición    

Las tareas de excavación, que incluirían otros puntos cercanos, como una pequeña playa cerca de Burgau, se realizarán con los mismos perros británicos olfateadotes que encontraron los rastros de sangre de “Maddie”, y de no obtenerse los permisos para excavar se adelantó que de todas formas se haría la búsqueda con los canes y con cámaras de luz infrarroja.

Pese a la certeza de los policías, estos estiman que es epoco probable que el cuerpo de la niña siga en el lugar, pero esperan encontrar nueva evidencia que pruebe que al menos estuvo oculto ahí. Sin embargo, todas las fuentes precisan que el caso aún "está lejos de cerrarse".

Dejá tu comentario