"No tengan miedo de ser generosos con Cristo"

Mundo

El Papa cerró con una misa en las playas de Copacaban la Jornada Mundial de la Juventud. Francisco pidió llevar el mensaje de Cristo "a quien parece más lejano, más indiferente". La próxima sede será Cracovia en 2016.

El Papa pidió este domingo a los jóvenes que "no tengan nunca miedo de ser generosos con Cristo", al rezar el Ángelus al término de la multitudinaria misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que celebró en la playa de Copacabana.

"Vale la pena. Salgan y vayan con valentía y generosidad, para que todos los hombres y mujeres encuentren al Señor", sostuvo ante un imponente marco de más de 3.000.000 de personas y donde anunció que Cracovia, la diócesis de Juan Pablo II, será en 2016 de la próxima JMJ.

El pontífice argentino agradeció a los jóvenes por "todas las alegrías que me han dado estos días" y aseguró: "Llevo a cada uno en mi corazón", en medio de una ovación.

El Papa también agradeció a monseñor Orani Tempesta, arzobispo de Río de Janeiro, y al presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, cardenal Estanislaw Rylko, por "guiarlo" estos días.

Al rezar el Ángelus en portugués, el pontífice argentino preguntó a los jóvenes si estos días "comprendieron mejor que el evangelio es la respuesta al deseo de una vida todavía más plena".

"Que María nos enseñe con su vida qué significa ser discípulos misioneros", sostuvo al explicar es español que cada vez que se reza esta oración mariana se recuerda el relato evangélico en el que el ángel Gabriel anuncia a María que iba a ser la madre de Jesús.

"Ella realizó un gesto de amor, de caridad, de servicio concreto, llevando a Jesús en su seno. Y este gesto lo hizo diligentemente".

El Papa se dirigió a los jóvenes diciéndoles: "Este es nuestro modelo" y llamó a pedirle a la Virgen que "nos ayude también a nosotros a llevar la alegría de Cristo a nuestros familiares, compañeros, amigos, a todos".

Más temprano y antes de recorrer Copacaban en el Papamóvil, el Sumo Pontífice pidió a los fieles dejar que "nuestra vida se identifique con la de Jesús, para tener sus sentimientos y sus pensamientos".

El mensaje fue difundido este domingo por la red social Twitter en el marco de las Jornada Mundial de la Juventud en la ciudad de Río de Janeiro.





Temas

Dejá tu comentario