Otro tenso episodio entre EE.UU. y Cuba recuerda el caso del balserito Elian González

Mundo

AP
Por AP

La sombra del caso de Elian González, el niño cubano que estuvo en los  Estados Unidos durante más de siete meses tras haber sido sacado ilegalmente de Cuba por su madre y que regresó a su país por la presión ejercida desde la isla, resurge nuevamente en las tensas relaciones cubano-estadounidenses por el caso de una niña de cinco años, cuyo destino será determinado en breve por una jueza de Florida a cargo del caso por su custodia.


 


Elian Gonzalez fue sacado ilegalmente de Cuba por su madre, Elizabeth Brotons, sin el conocimiento o consentimiento de su padre, con quien compartía la custodia del niño.



La niña llegó a Miami en 2005 con su madre, quien trató de suicidarse al poco tiempo y eso llevó a que la menor fuera puesta bajo el cuidado de otra familia. Pero el padre de la niña, Rafael Izquierdo, de 32 años, quiere recuperar la custodia de su hija.



El departamento de Niños y Familia de Florida quiere que la niña permanezca con su familia adoptiva, una pareja acaudalada que también adoptó a un hermanastro de la nena que tiene 13 años.



''Con este tipo de casos en Florida, sólo Dios sabe lo que puede pasar, ya que los intereses políticos y las emociones prevalecen sobre los intereses de cualquier niño'', dijo el abogado Jeffrey Leving, que ayudó al padre de Elián hace siete años.



En esa ocasión, Cuba desplegó su más potente maquinaria de presión para que devolvieran al niño a a su país de origen, algo que se negaba la familia del niño que lo tenía en Miami. Tras el dictamen de un juez, los agentes del servicio estadounidense se lo llevaron por la fuerza y se lo devolvieron a su padre.



Sin embargo, en este último caso el gobierno cubano casi no se pronunció. “'Estados Unidos se muestra contrario a repatriar a niños al país comunista'', dijo la jueza Jeri B. Cohen al concluir los alegatos en el juicio.



Por su parte, el departamento de Niños y Familia de Florida quiere que la niña permanezca con su familia adoptiva, ya que la considera como persona abandonada por su padre al tener muy poco contacto con ella durante sus primeros nueve meses en Estados Unidos.

Dejá tu comentario