Periodistas venezolanos denuncian obstáculos para realizar su trabajo

Mundo


  • Según un informe, el 60% de los periodistas venezolanos se siente censurado y admite que se autocensura.
  • Acusan al Gobierno de ser el principal obstáculo para acceder a las fuentes.

Según un estudio realizado por el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) de Venezuela, al que accedió el diario Clarín, el 60% de los periodistas se siente censurado y admite que se autocensura. "El principal obstáculo que encuentran para el cumplimiento de sus labores es el 'cierre de las fuentes oficiales'", dice el informe.

Un 23% de los 192 profesionales consultados declaró que el gobierno soslaya sistemáticamente el diálogo con los periodistas. Y otro 20% dijo sentir temor "a las agresiones en la calle por parte de sectores afines al gobierno". Hay un grupo que no teme a las agresiones, aunque afirma que las sufrió. Otro 7% teme por sus fuentes de trabajo, si trabaja con objetividad.

"De las intimidaciones y francas agresiones que se gestaban en la calle entre ciudadanos comunes poseídos por las pasiones políticas en contra de reporteros, se ha llegado a formas más institucionales, más sofisticadas de la intimidación: el uso discrecional del sistema judicial para activar querellas personales desde posiciones de poder, investigaciones tributarias y fiscalizaciones de todo tipo, y el zurcido invisible de un corsé legislativo que enmarca, cada vez más estrechamente, el ejercicio del periodismo y, en general de lo mediático", explicó Ewald Sharfenberfg, director ejecutivo del Instituto de Prensa y Sociedad en Venezuela.

Según el estudio, casi el 95% de los periodistas cree que los impedimentos para obtener informaciones de fuentes oficiales provienen de la propia Presidencia de la República.

Un 56% afirmó haber recibido instrucciones de parte de sus medios para "dejar de cubrir o de difundir información relativa a temas que podrían causar conflictos con el gobierno". También admitieron que se autocensuran porque no quieren quedarse sin trabajo, como les sucedió a sus colegas del canal de aire de Televisión RCTV, a quien el presidente Hugo Chávez retiró su concesión.

Sólo el 1% de los que son amenazados acude la Justicia para hacer sus denuncias. El resto está convencido de que el Poder Judicial está "cooptado por el poder político".

Dejá tu comentario