Detuvieron al "Jack, el Destripador" de Roma: asesinó a tres prostitutas

Mundo

El principal sospechoso por el homicidio de las trabajadoras sexuales en la capital de Italia fue entregado por su hermana. Está bajo "extrema vigilancia".

Un hombre de 51 años fue detenido esta semana tras ser acusado por el homicidio de tres prostitutas que trabajaban en Roma. El sospechoso fue entregado por su hermana antes de que pudiera obtener un pasaporte falso para escapar de Italia.

Giandavide De Pau fue señalado como el posible autor de la masacre ocurrida el jueves pasado en Roma. Los crímenes salieron en las noticias y así fue como la hermana del hombre supuso que podía ser el asesino porque sabía que frecuentaba prostitutas.

"Amo a mi hermano, pero no podía no denunciarlo. Hubo tres mujeres muertas", dijo la mujer al periódico La Stampa de Italia, donde también aclaró que cuando el hombre consume drogas "pierde la cabeza".

De Pau se encuentra recluido bajo "extrema vigilancia" en la cárcel de Regina Coeli en Roma para ser sometido a pericias psiquiátricas tras negarse a declarar.

Mientras tanto, la fiscalía imputó a De Pau por homicidio múltiple agravado. El juez de instrucción validó la detención y se reservó el derecho a dictar una medida cautelar.

"Su perfil psiquiátrico también será examinado por la fiscalía. De Pau estaba en libertad porque no tenía condiciones para estar detenido, y nadie, ni siquiera los psiquiatras que lo habían visitado, se habían percatado de su peligrosidad", afirmó su abogado defensor, Alessandro De Federicis.

Tras asesinar a las tres trabajadoras sexuales, De Pau intentó salir de Italia con un pasaporte falso que trató de obtener a cambio de dinero, según se desprende de la investigación difundida por ANSA.

Para lograr su cometido el hombre contactó a la trabajadora sexual que había visto el miércoles anterior al triple homicidio, y eso contribuyó a su detención.

La Policía también determinó que mató a puñaladas a sus víctimas, pero todavía no encontraron el arma.

Embed

Temas

Dejá tu comentario