Se cumplieron 20 años de la muerte de George Harrison

Mundo

La fecha llegó con el estreno de un documental en una plataforma de streaming, mensajes de Paul McCartney y Ringo Starr, y el recuerdo de sus seguidores.

Sin el perfil rebelde de John Lennon ni los aires de galán de Paul McCartney o la personalidad de Ringo Starr, George Harrison fue catalogado como el "serio y callado" de los Beatles, lo que no impidió que acaparara la atención de un séquito fiel de seguidores, tanto en la época de la banda como durante su carrera solista.

Harrison murió de cáncer a los 58 años el 29 de noviembre de 2001. Hasta el final mantuvo su sentido del humor peculiar, mordaz, como cuando le preguntó a Ringo Starr "¿Querés que te acompañe?" cuando él le contó que debía viajar para visitar a una hija enferma.

Este lunes los ex Beatles recordaron a su amigo en Twitter con fotos y mensajes, igual que sus muchos seguidores.

https://twitter.com/ringostarrmusic/status/1465132278787362823

La paciencia y perseverancia que ayudaron a George Harrison a convertirse en un apreciado guitarrista y admirado músico, la lucidez y el espíritu crítico que lo mantuvieron al margen de los mandatos de la industria, y el fino y sarcástico humor de una sola y certera frase fueron algunos de los rasgos que cautivaron a sus fans.

Nacido el 25 de febrero de 1943 en una familia de clase trabajadora de Liverpool, George se obsesionó con el rock y las guitarras eléctricas desde pequeño, y tuvo la suficiente tenacidad para aprender a tocar, a pesar de lo mucho que le costaba.

Como si hubiese acostumbrado a quedar eclipsado por la creatividad de Lennon y McCartney, Harrison forjó de a poco un perfil musical basado en el buen gusto y la efectividad a la hora de los solos de guitarra; y la exquisitez de sus composiciones, tal como aflora en clásicos como “Don´t Bother Me”, “I Need You”, “Taxman” y, fundamentalmente, en “While My Guitar Gently Weeps”, “Something” y “Here Comes The Sun”.

La atrapante personalidad de Harrison también se apoya en que era capaz de hacer convivir en su interior dos facetas: el hombre que abrazó la cultura hindú podía pasar horas meditando y había construido un santuario en su casa, pero no se privaba de los placeres de la vida mundana que estaban al alcance de una estrella de rock de fama mundial.

https://twitter.com/PaulMcCartney/status/1465288124855169028

Su profunda vida espiritual tampoco le prohibía ataques de rabia o cruces públicos, tal como se puede ver en el flamante documental “Get Back”, de Peter Jackson, en donde no tiene problemas en discutir con firmeza con Paul McCartney ante la presencia de dos “yoguis” amigos a los que había invitado al estudio.

Parte de esa dinámica se ve reflejada en el documental "Get Back", que hace poco llegó a la plataforma Disney+ y repasa los últimos momentos de los Beatles desde 1969. Se ven las peleas, el portazo, el regreso, el carácter y la creatividad de Harrison, que estaba a la par de la de Lennon y McCartney y hasta podía eclipsarla.

Embed

Dejá tu comentario