-

-

Messi y Dybala, frente a frente: ¿juegan a lo mismo en sus clubes?

Por: Pablo Rodríguez Denis
12 de septiembre de 2017

"Es difícil jugar al lado de Messi porque jugamos de lo mismo". Las palabras de Paulo Dybala hicieron ruido y en varios lugares no cayeron del todo bien. Su punto de vista sobre su relación dentro de una cancha con Lionel Messi dio que hablar y disparó la controversia: ¿pueden los dos cracks argentinos jugar juntos en la Selección?

A simple vista, cualquier entrenador soñaría con tener a dos de los mejores jugadores de la actualidad. Sin embargo, su funcionamiento como dupla en los pocos partidos que tuvieron junto en Argentina dejó mucho que desear. De hecho, lejos estuvieron de mostrar la jerarquía que suelen derrochar cuando les toca defender las camisetas de sus clubes.

El debate sobre si los jugadores rinden igual los fines de semana que cuando les toca defender la camiseta del Seleccionado parece viejo y demasiado obsoleto. Por eso habría que definir primero si Messi y Dybala realmente juegan de los mismo en el Barcelona y la Juventus, respectivamente.

Para tomar alguna dimensión de esto, se puede tener en cuenta partidos en los que ambos tuvieron un rendimiento similar en sus Ligas. Por ejemplo, el que Barcelona goleó al Espanyol por 5 a 0 el último fin de semana y el triunfo de la Juventus sobre el Genoa por 4 a 2 del 26 de agosto pasado. En estos encuentros, tanto Messi como Dybala brillaron y convirtieron tres tantos cada uno.

El detalle, según los datos de Opta, muestran claramente que los argentinos se mueven mayormente en el mismo radio de acción y agarran la pelota en sectores de la cancha muy similares. ¿La diferencia? En sus clubes, a su lado no tienen a jugadores con características parecidas, sino más bien a socios que complementan su labor tal como ellos necesitan.

Dybala contra Genoa (mapa de calor y pelotas tocadas):

dybala (1).jpg

Messi contra Espanyol (mapa de calor y pelotas tocadas):

Sin-título-1.jpg

Tanto Messi como Dybala juegan con un centrodelantero de área (Luis Suárez y Gonzalo Higuaín, respectivamente), pero el rosarino habitualmente se complementa con jugadores de buen pie detrás como Andrés Iniesta e Ivan Rakitic. Dybala, en tanto, utiliza más a dos carrileros bien marcados como Juan Cuadrado y Mario Mandzukic para desviar marcas e imponer su desequilibrio.

Ante esto, la duda surge casi por decantación: ¿qué debe hacer Jorge Sampaoli de cara a la doble fecha que será clave en las aspiraciones argentinas por clasificar a Rusia 2018?

En principio, cuesta dejar a Dybala en el banco y siempre es una tentación juntar a jugadores de semejante calidad y desequilibrio. Sin embargo, los hechos y las palabras del cordobés hacen pensar que no sería una locura intentarlo.

¿Quién jugaría en caso de que Dybala ocupe un lugar entre los relevos? Ahí el debate suma una nueva arista. Entre los habituales elegidos de Sampaoli, se podría pensar en Leandro Paredes para sumar algo de pausa y lograr que Messi reciba el balón "redondo". También está la posibilidad de que Joaquín Correa, algo más ofensivo, se sume al tándem con Messi y el centrodelantero elegido.

Así las cosas, Sampaoli tendrá por delante una difícil misión: definir cuál será el once inicial que el jueves 5 de octubre salga a la cancha para jugar con Perú. Será con Dybala para intentar que la sociedad con Messi por fin comience a dar frutos. O será sin él, con el objetivo de darle al Seleccionado una nueva cara.







Temas